Publicitar la Educomunicación en la universidad

El siguiente artículo de Agustín García Matilla “Publicitar la Educomunicación en la universidad del sXXI ofrece un resumen de lo que ha sido la Educación en materia de Comunicación en las últimas décadas y ofrece claves sobre cómo debemos repensarla en el futuro, desde la universidad.

Es la lectura para la semana 2 (miércoles 23)

Anuncios

7 Respuestas a “Publicitar la Educomunicación en la universidad

  1. Nayara Valbuena Mayo

    Creo que en el proceso de aprendizaje, los profesores no deben ser los únicos que tengan en sus manos toda la responsabilidad de dar a conocer a los alumnos unos valores que previamente ya debían haber sido enseñados en casa. Aún así, veo bien que los profesores presten atención a los sentimientos del alumnado, ya que con eso ellos de sienten más seguros y no ven el colegio como una cárcel. Por último, me gustaría destacar que los medios y sistemas de información y comunicación están actuando de manera muy enriquecedora en nuestra sociedad.

  2. Sara González Pérez

    Creo que este artículo nos debería hacer recapacitar en muchas ideas que se proponen.
    Una primera idea es el cambio surgido en los últimos años con el trabajo del educador. Creo que se menosprecia su trabajo y se le acusa de que los jóvenes de hoy en día no tengan educación.
    Desde mi punto de vista, los profesores nos han educar pero no todo el peso ha de recaer en ellos, sino en los padres y en la sociedad.
    Otra idea importante es que, a través de la evolución de los medios, evoluciona la enseñanza, la manera de impartir las clases.
    Un claro ejemplo de esto fue en la época colonizadora cuando los colonizadores impartían su lengua a través de la radio.
    Por último destacar que el Plan Bolonia, vigente en nuestra sociedad, es un gran recurso para que haya una interacción entre profesores y alumnos y que así, unos se puedan nutrir de los otros, ya que, no solo los profesores han de enseñar, sino que también deben dejarse enseñar en ciertos aspectos.

  3. Yanire Lesmes Fradejas

    El texto en primer lugar nos hace una introducción al concepto de educomunicación diciendo que debería ser una adquisición y confrontación de conocimientos, ya que ofrece instrumentos para comprender la producción social de comunicación, poder apreciar los mensajes con distanciamiento crítico… entre otras cosas.
    La clave estaría en fomentar una inteligencia general que despierte la curiosidad intelectual y la necesidad de hacer preguntas.

    En cuanto a los profesionales de la educación, en texto nos explica que en general, tanto el educador como el profesional son mediadores en el proceso de comunicación y siempre lo fueron, pero desde los años 90 en adelante, con las modernizaciones, estamos inmersos en una profunda crisis en la que los padres deciden dimitir de sus responsabilidades y los profesores deben cubrir esto y educar a sus hijos, hay un “cambio de roles”.
    También es de destacar que a menudo recordamos más a los profesores que nos han amargado la vida en algún momento que a todos los demás.
    Un gran educador fue Freinet, que promovió la comunicación entre sus alumnos con una vieja imprenta, y, como es de esperar, casi nadie lo recuerda.
    Pero, en cambio dentro de unos años sí que nos acordaremos de Internet, Google, WWW, y por supuesto de las redes sociales como My Space, Tuenti, You tuve.

    Educar, según Agustín García Matilla es “comunicar el afecto, es también ayudar a construir la sensibilidad, fomentar la creatividad, formar en la autoestima y enseñar a mirar el mundo desde la emoción y al mismo tiempo dar estímulos para que la propia persona sea capaz de canalizar esas emociones y vivir en sociedad”.

    Para finalizar, el texto nos dice que si la televisión y la radio han cambiado, nuestros pensamientos también lo harán y de hecho lo están haciendo, por lo que los educadores se deben adaptar a ello y el Plan Bolonia es una buena herramienta para sacar adelante los fallos dichos anteriormente.

  4. La educomunicación aspira a alcanzar el conocimiento, explicar conceptos y fomentar la curiosidad intelectual.
    Pioneros de la educación fueron:
    – Freinet: promovió un espacio europeo de la educación y promovió el espirtu del actual plan Bolonia ” el alumno debe ser el centro del sistema educativo”. Su método de enseñanza no solo se basaba en aprender conceptos sino en, obtener una educación crítica que ayude a interpretar el mundo y transformarlo.
    -Paulo Freire; creó la teoría de la alfabetización en la lectoescritura. No es solo aprender conceptos, sino entenderlos para que en un futuro los alumnos tengan la posibilidad de cambiarlo. Realiza el “concepto de concientización” no basta con leer y escribir, se debe tomar conciencia de la realidad para mejorar las cosas.
    -Mario Kaplún; realizo un modelo de los tres tipo de educación y comunicación:
    1º modelo bancario: El educador transfiere lo que el ha aprendido en sus años de aprendizaje.
    2º modelo conductista: Lo importante es aprender en el menor tiempo posible. Se usaba este metodo a final de los años 30y 40 para alistar rápidamente a las tropas.
    3º modelo procesual: lo importante no son los contenidos conceptuales.

    Para llamar la atención de los alumnos, debemos utiliazr la emoción, descubriendo que moviliza a los alumnos. Un ejemplo de esta movilización consistiría en adaptarse a las herramientas digitales que utilizan los alumnos hoy en día, internet, redes sociales…

  5. Pingback: Publicitar la Educomunicación en el Siglo XXI | Educación, comunicación y sociedad

  6. Tras la lectura correspondiente a esta práctica podemos sacar varias ideas claves:
    En primer lugar nos encontramos con el papel que desarrolla el profesorado no-Universitario en nuestros días, nada que ver con el de épocas anteriores. La sociedad cree que la responsabilidad de la educación es únicamente tarea de los docentes: son ellos los que deben
    enseñar valores, comportamientos, educación; pero estamos ante un grave error, en mi opinión la primera piedra la deben colocar los padres en sus propias casas.
    En segundo lugar nos encontramos con un protagonista llamado medios de comunicación. Nos absorben sin darnos de cuenta y su influencia en nuestros comportamientos y pensamientos cada vez es mayor. Personalmente creo que esta influencia debería utilizarse para un uso educativo, en vez de pasar el tiempo embobados ante programas de temario “rosa”, series sin argumento, violencia en los programas de entretenimiento…Creo que sería una buena alternativa una alianza entre los medios y los miembros escogidos para nuestra educación.
    Para finalizar podemos apreciar que debemos derribar las últimas barreras de la enseñanza tradicional, las nuevas tecnologías nos ofrecen la oportunidad de estudiar de una forma diferente y no debemos desaprovecharlo. El plan Bolonia me parece una forma acertada de dar clases, acercando a los profesores con sus alumnos y preparando a estos a la vida que se encuentra detrás de la puerta de las aulas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s