Archivo de la categoría: Era Digital

Periodismo y narrativa digital

El siguiente artículo Nuevos textos y contextos en la web 2.0, será lectura para las próximas clases de enero y materia de examen. El artículo se comentará en clase y para eso debéis llevarlo leído y trabajado según las siguientes pautas: 1. Breve resumen en el que tienen que aparecer de forma ordenada y bien redactada las ideas principales, así como la(s) tesis que defienden los autores. 2. Estructura del artículo, señalando también cuáles son los temas que se tratan en cada una de las partes. 3. Conclusión que incluye una opinión personal sobre el tema al que refiere el documento leído como al propio artículo.

Es conveniente leer el artículo previamente, pero el trabajo, que se hará en pequeños grupos, y en clase, se entregará el lunes 14 de enero (pero solo se admitirán trabajos elaborados en el aula, al menos en el grupo 1).

Saludos,

el equipo docente

Deporte, intereses y globalización

Os dejamos un interesante artículo publicado en el blog Periodismo Global del periodista y profesor Rafael Arias:

F1 en Bahréin, un caso de globalización

Los aficionados al automovilismo ponen a punto las más cómodos sillones para no perderse nada de su querido espectáculo. Pero ¡ay! están muy preocupados por si algunos inoportunos manifestantes les estropean la fiesta.

¿Qué pintan los bólidos de Fórmula 1 en ese pequeño estado que la mayoría será incapaz de situar en el mapa? ¿Qué pasa en Bahréin para que haya disturbios y protestas?

La F1 en Bahréin es un caso de libro de globalización, en el que entra en juego el espectáculo, los derechos humanos y la geoestrategia.

Leer más en Periodismo Global.

¿Revolución del 15M?

Os dejo un enlace a la entrada del blog Periodismo Global, del periodista Rafael Arias.  En su breve artículo La Puerta del Sol no es la Plaza Tahir… por el momento,  reflexiona sobre los eventos del 15M y los días posteriores, sobre su repercusión en Twitter y sobre las comparaciones que se han hecho con las revoluciones árabes. Interesante.

Saludos, Eva Navarro

El terremoto de Japón y las agendas informativas

Interesante texto de Rafael Díaz Arias, extraído de su blog Periodismo Global (en la lista de enlaces), a propósito del reciente terremoto y Tsunami. Es muy ilustrativo de cómo se mueve la Agenda Setting. Hemos hablado de ello en clase en esta semana y esperamos que os haga pensar.

Saludos

Agustín G. Matilla  y Eva Navarro

Tsuami, el acontecimiento global

Lecturas para la semana 4 (9 y 10 de marzo)

Para la semana que viene tenemos dos lecturas que se debatirán en clase. Debéis elegir una de ellas, y hacer un resumen de las ideas principales de cada una.

Armand Mattelart, “Una lectura geopolitica de la sociedad de la información”

Martín Barbero, “Transformaciones comunicativas de lo público”

Abismos generacionales

Interesante entrevista del programa Redes a Richar Gerver, quien afirma que “nunca había sido tan marcado el abismo entre dos generaciones” y aboga por devolver la pasión por la enseñanza a los profesores y el placer del aprendizaje a los alumnos.

http://www.rtve.es/television/20101213/crear-hoy-escuelas-manana/385896.shtml

¿Es necesaria una ecología de la información?

En El País digital del 1 de febrero aparecía un artículo con un título muy sugerente “Sin tiempo para pensar”; podréis imaginaros de qué se trata. En efecto, el artículo, basándose en algunos estudios recientes y reflexiones de expertos, un tanto alarmados con la situación, relata cómo en nuestra era digital, el espacio para la reflexión, queda relegado por una especie de zapping mental al que nos vemos obligados por el ritmo de vida que llevamos – el estilo de vida multitarea – y, sobre todo, por la saturación de información y contenidos dispersos a la que estamos sometidos, y cuyo número se ha disparado, y lo sigue haciendo gracias a Internet. “Abrir el email, un acto doméstico y rutinario, nos deja sin aliento, asegura la teórica de la tecnología Linda Stone, que después de experimentar consigo misma y observar el comportamiento de varios cientos de sujetos, concluyó que todos sufrimos “la apnea del email”, una suspensión temporal de la respiración que tiene lugar mientras lo revisamos.”

La costumbre –aplaudida, por otro lado, en nuestra época, como se señala en el artículo – de estar en varias cosas a la vez merma nuestra atención y es un impedimento para trabajar con total eficacia en todas esas cosas que nos proponemos hacer, ya que, a pesar de creernos capaces de desarrollar varias tareas a la vez, nuestro cerebro no está programado para ello. Hasta aquí nada del todo nuevo, a pesar de que la investigación está hecha sobre el uso de nuevas tecnologías; siempre se ha dicho que “el que mucho abarca poco aprieta”. La preocupación, digámoslo así, viene porque este hecho ‘científicamente probado’ se extiende cada vez más a todos los ámbitos de la vida, al modo en que procesamos la información y el conocimiento, y también a la educación, pues uno de los ejemplos que ofrecen los estudiosos es algo que los docentes experimentamos cada vez más en nuestras clases: cómo los alumnus, mientras supuestamente siguen las explicaciones, están navegando por la red, conectados al correo o a su facebook.

Ésta, más que distracción, dificultad de estar concentrado sólo en un acto, parece ser la tendencia a la que nos lleva la ‘vida moderna’ y en especial la de los llamados nativos digitales, cuya forma natural de recibir la información es de forma hipertextual, fragmentada y a salto de mata, lo cual, va evidentemente en detrimento de la profundización en algún tema, precisamente por la falta de tiempo.

Necesitamos aprender a filtrar la información que no nos sirve, aconsejan psicólogos y epertos, informarse menos y ejecutar más y abogan por recuperar espacios de silencio. “David M. Levy, profesor de la Information School de la Universidad de Washington, lo explicaba en una conferencia -No time to think (Sin tiempo para pensar) celebrada en la sede de Google: “Necesitamos una ecología de la información para luchar contra las formas agresivas de polución mental que afectan a nuestras vidas”.

“El nuevo desafío intellectual –reza el artículo – es la lucha por recuperar la atención.” Pero controlar la mente, “un ente que gusta de divagar y que está sometido a cientos de distracciones, exige disciplina y energía,” especialmente en una época en que las ofertas son innumerables. A pesar de que contamos con más canales de información que nunca, pero más información no implica más conocimiento, ¿corremos, por tanto, más riesgo de ser manipulados por esta falta de profundización y comprensión de toda esa maraña que nos llega? Teniendo en cuenta el contexto cabe preguntarse si posible conseguir esta ecología de la información, la cual parece necesaria, no sólo por los riesgos de manipulación, sino por una cuestión de salud mental. ¿Exige eso desentrenarnos o, aún más, deseducar a aquellos que nacidos en el seno de la era digital apreden a relacionarse con la realidad y con el conocimiento de esta forma? ¿Podemos y debemos desde la educación trabajar en esto? ¿Es la tarea de los educadores en comunicación dedicar esfuerzos no sólo a enseñar a entender los medios sino también a seleccionar la infinita información que nos llega?  ¿Hay razón para alarmarse?