Archivo de la categoría: Lecturas

Artículos de lectura

A continuación encontraréis unos artículos cuyo tema puede ser de interés para vosotros y que están relacionados con nuestra asignatura. Algunos de ellos forman parte del programa, otros son publicaciones recientes sobre aspectos de la comunicación que os pueden interesar.

1.  Eva Navarro y Queli Fueyo, El periodismo especializado en educación desde la perspectiva de género.

2. Carlos García Carballo, Mensajes con fines publicitarios que tornan en Relaciones Públicas en las redes sociales: el caso de Starbucks España y Cash Converters España

3. Comunicación entre menores y marcas en las redes sociales, Estrella MARTÍNEZ RODRIGO

La lectura no es obligatoria, pero, como siempre, se valorará positivamente su lectura, y la realización de una reseña, reflexión, comentario, resumen, o cualquier otro ejercicio que parta de ellos y que podéis publicar en vuestro blog.Un saludoel equipo docente

HUELLAS DE LA CIUDAD

Huellas de la ciudad: lecturas del espacio urbano es una actividad de arte, comunicación y educación, que se ha ido celebrando  en la UVa, Segovia, desde hace cuatro años en colaboración con el Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente. Este proyecto está integrado en algunas asignaturas e implica un proceso de trabajo que empieza por la reflexión teórica, a partir de los textos que anexamos a esta entrada y pasa por la observación del espacio y la reflexión sobre la idea a desarrollar y termina en un trabajo de creación (artística) que habrá de ser expuesto en clase.

En los siguientes enlaces encontraréis dos artículos que están en la base del proyecto, ya que explican la filosofía del mismo, y que os pueden ayudar para orientar vuestro propio trabajo. El primero es un artículo que explica de forma detallada cómo se ha ido desarrollando el proyecto y su significación para la Educomunicación.

El segundo enlace es Una lectura de Amsterdam, un ejemplo de aproximación a la ciudad como un texto, a medio camino entre la creación poética y la teorización, y que fue el germen de Huellas de la ciudad.

Gracias y saludos cordiales,

el equipo docente.

La educación como industria del deseo

El texto de lectura para la semana del 7  y 8 de marzo de 2012, La educación como industria del deseo,  publicado en el libro del mismo título del profesor Joan Ferrés y Prats (2008, Barcelona, Gedisa).

Publicitar la Educomunicación en el Siglo XXI

Este artículo de Agustín García Matilla: Publicitar la Educomunicación en el siglo XXI es la lectura para la segunda semana de clase. Se sugiere la realización de estas dos actividades:

1. Sacar tres ideas nucleares del texto, hacer una valoración crítica de esas ideas (por ejemplo, explicando por qué le parecen importantes) y vincularlas con su propia experiencia educativo.

2. Investigar sobre las aportaciones más relevantes de estos tres Educomunicadores pioneros, que se nombran en el artículo: Freinet, Freire y Kaplun

Educar la creatividad (II)

Entrevista a ken robinison en el programa redes.

(La podéis ver en vídeo, pero también tenéis las transcripción en el siguiente enlace a Televisión a la carta de RTVE)

El sistema educativo es anacrónico

En 50 años, los sistemas educativos no han cambiado un ápice sus programas y objetivos. ¿Por qué se aburren los niños y niñas en el colegio? ¿Por qué llegan a adultos sin tener idea de sus propios talentos y capacidades?

El líder en educación y creatividad, Ken Robinson, llama en Redes a demoler una educación nacida para y por las sociedades industriales. La sociedad necesita jóvenes creativos y motivados (13/03/11)

http://www.rtve.es/television/20110304/redes-sistema-educativo-anacronico/413516.shtml

“Más desinformados que nunca, ¡y gratis!”

Os dejo una nueva lectura, sobre la que trabajaremos el jueves 10 de marzo en clase, sobre la NuevaGestionInfo. Es una entrevista, que además de tenerla en el enlace reproduzco a continuación.

Saludos

Eva Navarro

“Pronto verá cómo, una vez liquidados o reducidos a la banalidad más o menos rentable los medios privados de calidad, las empresas informativas públicas serán tachadas de ineficientes y obsoletas.”

MaxOtte, pensador y economista; dirige un fondo de inversión; predijo la crisis ‘subprime’Victor-M Amela, Ima Sanchís, Lluís Amiguet. 09/01/2011 – 00:20

La vanguardia http://www.lavanguardia.es/lacontra/20110109/54100134684/tenemos-mas-desinformacion-que-nunca-y-gratis.html

Lluís Amiguet

“Tenemos más desinformación que nunca, ¡y gratis!”

Max Otte no es ningún alarmista rojoide, sino un destacado militante democristiano dedicado a la inversión en bolsa. Tras doctorarse en Princeton y reorganizar el servicio de estudios del Ministerio de Economía alemán, Otte alcanzó notoriedad al publicar en el 2006 ‘¡Que viene la crisis!’ y profetizar el tsunami de las ‘subprime’ que todavía pagamos. Ahora publica ‘El crash de la información’, donde explica la degradación de los media (hoy ‘Gran Hermano’ ocupa el canal que la semana pasada emitía un buen informativo) e, invitado por La Fundació Consell de la Informació de Catalunya, anticipa un futuro que nos exige rearmar nuestra democracia o resignarnos a acabar subempleados en una franquicia.

Hoy disponemos de decenas de cadenas de televisión; miles de portales de internet y decenas de miles de blogs, pero estamos peor informados que hace 30 años: más desinformados y por ello más manipulables.

Hemos pasado de los medios de masas a la masa de medios.
Pero masa no quiere decir calidad. Al contrario: se han multiplicado, pero también empobrecido los contenidos. La mayor parte de los textos e imágenes que nos sirven –gratis– en todo tipo de pantallas ni aportan nada ni son fiables. Constituyen una cacofonía insulsa de mensajes caóticos y banales.

¿No cree que hay de todo como antes?
Antes las empresas informativas de referencia servían información-interpretación jerarquizada por periodistas serios, bien pagados y relativamente independientes.

¿Y ya no quedan periodistas de esos?
Están amenazados por la separación de publicidad y contenidos. Sobre esa unión se fundó la prensa de calidad, pero hoy la gente ya no mira anuncios, sino que busca lo que quiere comprar directamente en internet y, por eso, la publicidad, que antes financiaba la información rigurosa, ya no se invierte en los grandes medios de referencia. Los diarios serios son más necesarios que
nunca, pero han dejado de ser rentables.

Habrá de todo…
Esa degradación es la tónica dominante en EE.UU., donde me doctoré en Princeton, y en Alemania, cuyo Ministerio de Economía ayudé a reestructurar. Y en todo el mundo.

¿Qué futuro nos aguarda?
Los periodistas están siendo sustituidos por una nueva ola de meros  gestores de contenidos, aleccionados para limitarse a obtener más clics en las noticias. Ya no deben interpretar y jerarquizar contenidos por importancia o interés, sino sólo por su audiencia inmediata. De esa forma nos  desinforman.

Espero que nos dé tiempo a jubilarnos.
No es sólo un problema corporativo de los periodistas. El hundimiento de la información se inscribe en la regresión de la historia: el capitalismo total nos hace retroceder a un neofeudalismo, que concentra el poder y el dinero en pocas manos y condena al resto a la desinformación, la deseducación y, a la larga, la servidumbre y la pobreza.

¿Es una conspiración?
No creo en conspiraciones. Es una lógica, la de la selva capitalista, que se impone poco a poco y empobrece primero el criterio, la educación y la información de las clases medias; después limitará sus rentas. Y eso que sucede con la información, ocurre también con la formación, los servicios públicos y la representación política. Y su correlato empresarial es la economía franquiciada.

Cada vez hay más franquicias, pero…
La franquicia es deconstrucción de un proceso productivo. La central concentra todo el poder de decisión y condena al resto a ejecutar como robots tareas que no requieren formación. En McDonald’s un puñado de directivos deciden en la central hasta el tamaño de los pepinillos que  servirán en todo el planeta y a los miles de empleados de cada restaurante franquiciado no les queda margen para el aprendizaje o el progreso.

Es un modelo.
Es el modelo. Esos empleados no necesitan formarse sino desinformarse para no sentirse frustrados por una vida en la que no controlan nada y no aprenden nada al trabajar.

Pero aún tenemos democracias.
¿No ha visto cómo se ha resuelto esta crisis que pronostiqué? Se nos ha culpabilizado a todos de los abusos de unos aprovechados y estamos pagando sus desmanes con recortes en sueldos y servicios públicos. Y fíjese
dónde acaban los ex políticos a cambio del favor: a sueldo de las multinacionales.

Se habló de nueva regulación bancaria.
Han hecho lo contrario, se ha reforzado el capitalismo total. Se acata la lógica de la pretendida eficiencia cuantificable y se condena de antemano cualquier otra consideración intelectual, humanística o de justicia.

Suena apocalíptico y marxistoide.
Pues soy socialcristiano y moderado. Sólo constato el sentido de la historia: avanzamos en el capitalismo total hacia un nuevo feudalismo que liquida los derechos de las clases medias. Y la política se ha rendido a esa lógica. Cuando estaba en el Ministerio de Economía, un alto funcionario veterano me explicó cómo los presidentes de las multinacionales hacían cola para ver al ministro Erhard: ¡hoy son los ministros los que hacen cola para mendigar favores a banqueros y presidentes de empresa!

¿Y la desinformación de las clases medias forma parte de ese proceso?
Es su consecuencia y a su vez lo acelera. Pronto verá cómo, una vez liquidados o reducidos a la banalidad más o menos rentable los medios privados de calidad, las empresas informativas públicas serán tachadas de ineficientes y obsoletas.

Al menos tienen rentabilidad política.
Algunos medios sobreviven al vender su independencia a un partidismo político cada vez más descarado a cambio de subvenciones y concesiones. A su vez esos políticos sirven a los nuevos señores feudales de la banca y la empresa, que no necesitan ganar elecciones para mandar.

Llámeme ingenuo, pero creo que el buen contenido siempre halla su lector.
Ambos están desapareciendo: el lector desinformado acaba por conformarse con los contenidos más superficiales.

Contra el caos, la compasión

A través de este enlace al blog Comunicar la cultura, encontraréis algunos documentos interesantes.

Sin tiempo para pensar (II)